sábado, 19 de septiembre de 2009

Cobos, un mal trago de la región del buen vino



Cobos, un mal trago de la región del buen vino
Por: Miguel Longarini (*)

Cobos es un vice–presidente que se ocupa de hacer su campaña de opositor, rejuntando a todo contrera que ande suelto en sus despachos. En realidad es uno de los punteros que la neo-derecha tiene dentro del gobierno, al menos eso los seduce con sentirse más cerca del sillón de Rivadavia, prócer referente, que los iluminará al menos desde alguna estrella.

Este hombre con cara salida de una historieta, que mal vino desde una provincia que produce buen vino, parece que ha encontrado un terreno fértil ante la falta de candidatos que tengan una clara llegada a la gente. No es que le abunde – a Cobos- una cara simpática ni mucho menos, pero ante la nada y la oportunidad de salir como defensor de los bolsillos de los que más tienen , ha podido sacar la cabeza y comenzar a ser el que siempre fue, un radical hecho y DERECHO y dispuesto a jugar en este nuevo movimiento de los “golpes suaves” y hablo de golpes de estado que se gestan sin balas de plomo, sí con mucho medio comunicacional que des-informa, mete miedo, calumnia e in-civiliza a un público que vota como tal.

Sus actos que distan de toda ética personal o política, por lo menos estando en el cargo cuando se observa que el rédito buscado es puramente propio y no para la nación. Es cierto que su notoriedad se debe nada más que por okupar el despacho de la vice-presidencia y ser un cuadro de los reservistas libertarios de la peor neo-derecha internacional. Nada hace sospechar que desde el llano, solo, este señor tan radical, hubiera conseguido ser reconocido más allá de su provincia o mucho menos que jugara en una lista de candidato a presidente y llegará ocupar un cargo.

Cada día que pasa, son menos las dudas de lo que este hombre representa y qué debe hacer. Sobre este tema -las dudas- si las hay, vale recordar a uno de los grandes argentinos lúcidos que nos dejó importantes enseñanzas y me refiero a A. Jauretche que decía que cuando tenía una duda se levantaba, leía La Nación y se ponía en la posición contraria. Él sabía que no podía estar en el mismo campo que La Nación y la Sociedad Rural, y aquí debo agregar: Clarín con su monopolio multimediatico y sus pares que muerden la lata… Tan clara como el agua de su Mendoza, por lo menos para los que no miramos la vida desde un bolsillo es la traición que ostenta don Cleto y no sólo a Kirchnner que equivocado o no, lo eligió para la fórmula, sino para toda la sociedad que lo votó y debe pagarle por su traición, cuando necesita o reclama nutrirse de ética pública. Ser el principal opositor y armar su liga patriótica desde allí, nos debería dar, insisto, a los que no jugamos con las manos sucias, algo más que vergüenza. Esta mala imagen que se nos acuña a las tantas que poseemos es algo así como la consagración del absurdo. Sobe esto el admirado pensador O. Barone dice en su carta titulada “Julio Cleto Cobos y Forrest Gump”(1) : Por eso, que el actual vicepresidente argentino sea el más poderoso opositor al Gobierno- gobierno que paradójicamente ejerce a duo- y que sea contrario a su superior, la presidenta, es la consagración del absurdo. No el del teatro de Beckett o Ionesco sino el absurdo de una kermese al revés donde en vez de juegos de sortijas haya ardides palaciegos.

En parte, esta nueva intentona de la peor derecha internacional, que esta semana ha dado muestras de su insistir y existir desde un Aznar, Vargas Llosa, Macri, Aguinis, Grondona y tantos que se guardan en las sombras por si la movida no sale bien, re- califica a los candidatos que tiran al centro indicando que sus puestos está adelante o atrás pero bien a la derecha y Cobos es uno de los que debe ubicarse en su puesto sin más tardar. Sería muy interesante y hasta creo le aportaría algún voto más, si diera un paso al costado y terminara con tanta farsa de patito feo.

Siento que los argentinos que no compramos el No Positivo Cobiano y vemos que se nos sigue estafando como ciudadanos desde un personaje que posibilita la desconfianza en un cargo de envergadura y responsabilidad para el que fue votado por el proyecto que acompañaba junto a la Presidenta Dra. Cristina Fernández de Kirchnner, me parece, deberíamos hacernos oír reclamando en nombre de la democracia y la transparencia, su pronto alejamiento del cargo. Si esto sucediera, parecería hasta un acto de pura grandeza y verdadero patriotismo. Luego desde un espacio del llano y privado, sin fueros, podrá construir su partido o alianza opositora, posteriormente y dando los pasos que marca la ley se presentará como candidato al cargo que prefiera o le atribuyan.


Para quienes bebemos vino, sabemos que algunas veces nos encontramos con fallas en el sabor y la calidad del contenido, aún cuando confiamos en la marca o en su procedencia. Cuando esto sucede, uno no abandona el placer de beber una copa de un exquisito vino mendocino, sino, que le comunica a la bodega si no pudo haber una falsificación de esa partida o si el envase salió con problemas y de resultar dudoso, se pide retirar de la góndola ese vino por no confiable o se cambia de marca, pero nunca se sostiene una mala calidad.

(*) Poeta y librepensador argentino

2 comentarios :

Fernando Bonatto dijo...

Ultimamente estoy tomando vinos patagonicos, excelentes por cierto
Marcus, Ventus y algun otro

Cris dijo...

MUY BIEN CUMPA, NO SEA QUE LO TILDEN DE ZURDO... DIGO PORQUE TODO ES TAN DERECHO...